miércoles, 15 de abril de 2015

50 sombras de Grey de E.L James









Cuando la estudiante de literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto le desea.
Grey está atormentado por sus propios demonios y le consume la necesidad de controlarlo todo, pero a su vez se ve incapaz de resistirse a la serena belleza de Ana, a su inteligencia y a su espíritu independiente. Debe admitir que la desea, pero bajo ciertas condiciones. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, las peculiares prácticas eróticas de Grey desconciertan a Ana, al tiempo que ella descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos.







Control y rendición son las palabras más empleadas (no nombradas, más bien utilizadas) en este libro.
Cincuenta Sombras De Grey Trata de un hombre que dice tener 50 sombras en su personalidad y vida, gracias a unos traumas que fueron generados en su infancia. Desde muy joven logró ganar mucho dinero por medio de un préstamo que le hizo una gran amiga de su madre, convirtiéndolo en magnate mundial en la etapa de sus 20 años. Sin apartar que nunca logró graduarse de universidad, Grey es un hombre muy inteligente, rozando a la arrogancia. Aun así, logra abrirle paso a la joven Anastasia, quien viene a descontrolarlo todo. Lo maravilloso de la historia, es que sus sombras se mantienen ocultas bajo la visión de la protagonista.
Pero, no colocaré todos los elementos que hay en la historia porque lo más increíble de leer 50SDG, es cómo se van descubriendo cada uno de ellos. Me di cuenta de eso, cuando una compañera de trabajo (fanática lectora empedernida casi rozando a lo “yo”) me comenta que fue a ver la película acompañada de chicas que nunca habían leído la trilogía, ni siquiera el primer libro. La descripción de sus reacciones me dejó en un plano desconocido, gracias a la magnitud de fanaticada que ha llevado E.L James con su creación por todo el mundo, haciendo estrecha la posibilidad de encontrar a alguien que no lo haya leído.
Sería como encontrar a una persona virgen, es casi un mito. (Nunca mejor dicho).
Pero si nos ponemos a pensar en darle rienda suelta a esta trilogía, y se la damos a una persona que no sepa absolutamente nada de lo que leerá, ¿Cómo sería su impresión? 
Solo me queda recomendarlo de derecha a izquierda porque es un buen libro, a pesar de las mil críticas que tiene (buenas y malas). Contando los días y horas de que un hombre logre leerlo, que se deje de estereotipos y se sumerja de lleno a esta maravillosa historia.
Calificación : ★★★★★  



Conoce el mundo literario de Diana C. Acosta

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs