martes, 28 de abril de 2015

El Affaire Blackstone LIBRO 3: Sorprendida de Raine Miller


“El ojo ve en sueños una cosa con más claridad que la imaginación cuando estamos despiertos”.
Leonardo Da Vinci


< Grandes sorpresas les aguardan a Ethan y Brynne mientras intentan hacer frente a lo que les ha deparado la vida. Los demonios del pasado amenazan con destrozar la apasionada relación que han construido, a pesar de que se juraron que nada les separaría. Una pérdida, devastadora y terrible, sumada a la posibilidad de un nuevo futuro les abre los ojos y les hace ver lo que es realmente importante pero ¿podrá esta pareja de enamorados seguir adelante y dejar atrás las dolorosas historias que los persiguen?
Un acosador sigue merodeando entre las sombras, tramando una conspiración aprovechando el ajetreo y la distracción de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Brynne y Ethan están a punto de perderlo todo a medida que aumenta la situación de peligro. ¿Se verán superados por las circunstancias o lucharán con las escasas fuerzas que les quedan para salvarse el uno al otro y ganar el mejor premio del mundo: una vida juntos? >

 Miller nos trae varios textos ajenos para enlazarlos con esta maravillosa historia, internamente en el propio cuádruple, como de antesala a algunos capítulos de las tramas. Esto lo veremos mejor más adelante, pero la autora nos va introduciendo de manera sigilosa por esos parajes literarios, tan necesarios para crear la tercera entrega: SORPRENDIDA. Este libro es gratamente increíble y muy bien narrado, como ya venía haciéndolo Raine en sus pasadas obras, haciendo que la maravillosa relación de esta restauradora de cuadros y modelo de desnudos con su enigmático jefe de una empresa de seguridad Real, se convierta en nuestra favorita. Pero el relato no termina aquí, pues, ella añade un 4to libro que lo complementa, y del cual hablaremos más adelante. Mientras tanto, podremos estudiar un poco, solo por encimita, el estilo de narrativa que usa Raine Miller en sus escritos:


“…Se me cayó el teléfono y terminó en mi plato de sopa, que salpicó todo lo que tenía enfrente. Yo solo me quedé mirándolo y lo dejé en el fondo de la sopa de pollo. Ethan me conseguiría otro. Ese teléfono ya era parte del pasado. No volvería a tocarlo. De algún modo me puse en pie, pero no tenía adónde ir. No había ningún sitio bueno al que ir, estaba atrapada. Así que empecé a flotar como hice aquella otra vez. Solo yo me di cuenta de lo que me estaba ocurriendo en ese momento. Agradecí la sensación. La ligereza resulta agradable cuando tu corazón es tan pesado que te quiere arrastrar hasta la boca del infierno. Sí, salir de tu cuerpo es mucho más agradable.
Floté más alto hasta que pude verme ahí abajo. Vi a Ben abrazarme y arroparme en su regazo. Se sentó en el suelo del restaurante sin soltarme. Gaby estaba a su lado hablando con alguien por teléfono. El camarero se apresuró para echar una mano. Pero era todo tan absurdo… ¿Por qué estaban todos en el suelo de un restaurante pijo londinense cuando deberíamos estar comiendo? Teníamos que salir de ahí. Tenía que encontrar un vestido y organizar mi boda. Mi padre iba a llevarme al altar dentro de siete semanas. La reina de Inglaterra había recibido nuestra invitación. ¡Santo Dios! ¡No teníamos tiempo de hacer el idiota así! Finalmente me di cuenta. La ligereza que sentía tan agradable desapareció y el peso del dolor y la pena volvieron a su lugar.
No quería regresar a la Tierra. Quería quedarme justo donde estaba. Eso no era cierto. Quería seguir flotando hacia arriba hasta desintegrarme. Eso sonaba agradable. Desintegrarme… Lo único que sentía era un odio absoluto hacia el techo. Ese maldito techo traidor estaba evitando que siguiera flotando. ¡Deja que me vaya! Deja que me vaya flotando…”

Me gusta a montones esta escena del libro porque, se enfrenta un dolor único, hondo y común en los seres humanos. Cuando el tema es la pérdida, nuestra mente experimenta la intensidad de cuánto nos importaba eso que hayamos perdido, de maneras que jamás podemos definir con claridad, y no lo digo porque en esos momentos, la claridad no es el estado más idóneo en el que nos podemos encontrar, sino porque de saber algo con certeza, es que es muy variable el cómo tomamos ciertas situaciones, desgracias o emociones.
Esta no solamente es la razón por la cual comparto adelantos. También debo enfatizar que Miller es ‘La escritora del tiempo’, puesto que se ha ganado, al darnos como regalo una lectura formal dentro de épocas llenas de situaciones nada comunes.

Y si hablamos de adelantos, ella también nos los va dando poco a poco durante su narrativa. Es interesante como desde aquí, podemos comparar la actualidad a quizás 200 años antes, con nuestros ancestros o familiares, con las historias que nos contaban en la infancia, con personajes conocidos en la literatura mundial, solo con recorrer edificaciones de antaño, las cuales están llenas de historias para los antiguos, como para los más nuevos seres de El Affaire Blackstone.

Y si me preocupo por terminar este post con adelantos, entonces debo acotar que se nos viene al final del libro un ‘regalo para el lector’ que… solo ustedes deben descubrir de qué se trata. Quizás queden igual que el nombre de SORPRENDIDA... Así como quedé yo. 




Reseña de:


El Affaire Blackstone #1: DESNUDA de Raine Miller






English Review

Miller brings us several other texts to link them with this wonderful story, internally in the quadruple itself, as a prelude to some chapters of the plot. This we will see better later, but the author introduces us in a secretive way by those places literary, so necessary to create the third delivery: SURPRISED. This book is pleasantly incredible and very well narrated, as Raine had been doing in his past works, making the wonderful relationship of this restorer of paintings and nude model with his enigmatic head of a Real security company, become our favorite . But the story does not end here, so she adds a fourth book that complements it, and which we will talk about later. Meanwhile, we will be able to study a little, just for a little bit, the style of narrative that Raine Miller uses in his writings:


"... I dropped the phone and ended up in my soup plate, which splashed everything in front of me. I just stared at him and left him at the bottom of the chicken soup. Ethan would get me another one. That phone was already part of the past. I would not touch it again. Somehow I got to my feet, but I had nowhere to go. There was no good place to go, I was trapped. So I started to float like I did that one again. Only I realized what was happening to me at the time. I appreciated the feeling. Lightness is pleasant when your heart is so heavy that it wants to drag you to the mouth of hell. Yes, leaving your body is much more enjoyable.
I floated higher until I could see myself down there. I saw Ben hug me and wrap me in his lap. He sat on the floor of the restaurant without letting go. Gaby was by her side talking to someone on the phone. The waiter hurried to help. But it was all so absurd ... Why were they all on the floor of a posh London restaurant when we should be eating? We had to get out of there. I had to find a dress and organize my wedding. My father was going to take me to the altar in seven weeks. The Queen of England had received our invitation. Holy God! We did not have time to do the idiot like that! I finally realized. The lightness he felt so pleasant disappeared and the weight of pain and sorrow returned to his place.
He did not want to return to Earth. I wanted to stay right where I was. That was not true. I wanted to keep floating upwards until I disintegrated. That sounded nice. Disintegrate me ... All I felt was an absolute hatred for the ceiling. That damn traitorous roof was keeping him from floating. Let me go! Let me float..."

I really like this scene from the book because, it faces a unique, deep and common pain in humans. When the subject is loss, our mind experiences the intensity of how much we care about what we have lost, in ways we can never define clearly, and I do not say it because in those moments, clarity is not the most ideal state in which We can find it, but because knowing something with certainty, is that it is very variable how we take certain situations, misfortunes or emotions.
This is not only the reason why I share advances. I must also emphasize that Miller is 'The Writer of Time', since he has earned by giving us as a gift a formal reading in times full of situations not common.

And if we talk about advances, she also gives us little by little during her narrative. It is interesting as from here, we can compare the news to perhaps 200 years before, with our ancestors or relatives, with the stories that told us in childhood, with characters known in the world literature, only to visit buildings of yesteryear, which are Full of stories for the ancients, as well as for the newest beings of The Affaire Blackstone.


And if I worry about finishing this post with advances, then I must say that we are at the end of the book a 'gift for the reader' ... only you must find out what it is. Maybe they look just like the name SURPRISE ... Just like I was.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs