lunes, 10 de octubre de 2016

Serendipia de Lorena Fuentes

Espero poder explicarme bien…



Estiré mi cuerpo antes de escribir estas líneas. Las cuales siempre espero que sean precisas y cortas. Pero la mayoría de las veces termino escribiendo un testamento. 
Pensando en esto último, escribo tanto y hablo hasta por los codos, que si Dios me permite esperar mi lecho de muerte, de seguro olvidaré escribirlo. ¡Jm! << Mi testamento. Eso sería lo único que no plasmaría en papel >> Y pensando en esas cosas, puedo atreverme a afirmar que entre los objetos más valiosos que tengo para cederle a mi familia, se encuentra este libro. De seguro mis nietas me lo arrancarán de las manos, mientras ellas crezcan en esta generación de lectoras sublimes. ¡Le ruego a Dios que así sea!

Serendipia… ¿Qué puedo decir de Serendipia?
Debo comenzar por decir que es una historia repleta de amor. Esa es la palabra que marca el tiempo de inicio y es el broche de oro al cerrar el manuscrito. Desde el primer contacto visual de los amantes, quizás vean otros sentimientos: como el odio y el deseo. Pero, soy de las que piensa que de existir alguno de esos dos términos, por obligación y por vía natural… debe rondar el amor. Si me piden que lance una palabra al viento que describa Serendipia de Lorena Fuentes, diría con voz fuerte y clara: << AMOR >> Y me quedaría corta.
Pero vamos más allá. Describamos ese amor, quitemos la tela y descubramos qué más hay en Serendipia. Porque la persona que adquiera este ejemplar, debe estar preparado para sujetarse esa ropa interior muy bien. Verán, encontrarán… SENTIRÁN la pasión poderosa que existe entre Guillermo y Andrea. Dos seres que no pensaban en toparse con tanto. Ni siquiera, imaginaban conocerse, sabiendo que ambos son prácticamente del medio artístico. Este libro describe de una forma muy interesante, cada encuentro erótico entre los protagonistas. Es un relato bien escrito que regala escenas ardientes... muy muy ardientes. 
Es muy fácil contar con palabras lo que físicamente se vive con alguien. Mucho más fácil es echar el cuento de terceros. Puede que si el cuento es personal, te abras un poco para explicar cómo fue la experiencia. Pero lo que no se espera, es el magnetismo; el grado en el gusto que puede surgir entre dos. No hay manera de calcular el enorme deseo que sienten dos personas cuando se enamoran. Quienes logran esa hazaña, se les denomina: "buenos narradores". Y cuando la historia es propia, se denomina: "seguridad". No hay nada más para alargar en ese aspecto.
Pues, Lorena Fuentes supo cómo darles sentido a dos personajes con una vida llena de remordimientos y penas, de dolor y secretos… creando una amalgama justa, hermosa y necesaria. Ser testigos de la relación entre Guillermo y Andrea, es como mirar de lejos un rompecabezas que arma otra persona; quien por el esfuerzo primario, tarda horas en encontrar la última pieza. Entonces, entra en escena el espectador para verlo todo fresco y decir: << Ahí estaba la pieza faltante. Solo debías relajarte para conseguirla y darte cuenta, que siempre estuvo ante tus ojos >>

Serendipia, más allá de su significado, es una historia que me recuerda a unos años no tan viejos, pero que se hacen profundos con el pasar del tiempo. Una historia que cobra vida en mi cabeza y podría cobrar vida en la de muchos. Es como un ejercicio: tomas tu dispositivo o libro físico y levántalo hasta tu vista después de leerlo. Piensa en las escenas, imagina los olores, entra en el terror y el miedo, así como en las risas y las sorpresas. Recuerda el impacto de cada sentimiento. Describe lo que leíste. Pero todo eso: evitando nombrar la palabra "amor"…

¿A caso has podido?

El ejercicio no es obligatorio, este no es un blog de auto ayuda (Dios me libre). No me saldré de mi mejor papel cuerdo y lógico, para entrar en el de locura extrema. Aunque pensándolo bien, se me ocurre preguntar: si el nombre del libro significa "Un hallazgo inesperado", ¿podríamos pensar que este libro también fue un hallazgo inesperado para nosotros? ¿Sería entonces nuestra Serendipia
No responderé tan siquiera un quizás. Pero de lo que sí estoy segura es que Serendipia de Lorena Fuentes te hará pensar en todas esas cosas que tienes y que jamás esperaste tener. En todas las cosas que encontraste mientras buscabas otras. En todas las personas que para ti, son las más valiosas. 
Y puede que estas últimas palabras salgan de mi papel más desquiciado, loco y poco terrenal. ¡Qué más da! Serendipia es hoy -y gracias a Dios- será siempre: Un excelente libro. 


< Después de ver cómo quedó su madre luego que su padre las abandonara, Andrea tomó la decisión de no enamorarse nunca para no tener que sufrir; por eso cuando el cantante español del momento aparece en su vida con un negocio tentador, su corazón le advierte que todo está a punto de cambiar. 

Guillermo Cruz es un hombre lleno de éxito y talento, pero el tormento de los recuerdos que lleva en su interior no le permiten ser, ni hacer feliz a nadie; pero el día que se pierde en los sensuales movimientos de Andrea y cruza su mirada con la de ella, nace en él la esperanza de conocer la felicidad. Sin embargo los miedos, la traición, las amenazas y el pasado, se impondrán en su camino para quebrantar la confianza y poner en riesgo todo, incluso su vida.
Serendipia es una historia romántica con un toque de suspenso, en la que Guillermo y Andrea descubrirán que el amor puede ser un hallazgo afortunado cuándo no lo estabas buscando >

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs