lunes, 27 de marzo de 2017

El hombre que no besaba a las mujeres de Mohamed Bouzitoune



< Erase una vez un hombre despiadado, cruel, manipulador y con sentimientos de hierro. Se decía de él que era un ser incapaz de querer a nadie. Pero llega de repente este libro para demostrar que si podía sentir, amar y sufrir como todos los seres mortales.

El fondo de esta novela descubrirá los misterios, entresijos del personaje más polémico del siglo XX, Adolf Hitler. Sus miedos, sus pasiones, sus pensamientos y actitudes más incomprensibles de su vida. Además descubrirá su único romance jamás revelado >



«El ruido de un beso no es tan fuerte como el de un cañón, pero su eco dura más, mucho más. Ningún amor es más verdadero que aquel que muere no revelado»


Siento desde lo más profundo de mi ser, la necesidad de crear una reseña para este maravilloso libro. Recuerdo claramente no haberle prestado atención directa al tema central del libro. La verdad es que la sinopsis del mismo, la leí luego de culminarlo. De alguna forma desconocida para mí, decidí comprarlo con los ojos cerrados. Lo coloqué en lista, y luego de traspapelarlo junto a otras publicaciones, decidí subirlo de rango y leerlo.
No supe con exactitud el porqué de aquella acción. Pero existe un hecho el cual, puede ser evidencia de las palabras simples que traducen el llamado silencioso que emiten los libros. El Hombre Que No Besaba A Las Mujeres me llamaba. Y juro por Dios que no mucho tuvo que ver el hecho de haber dialogado con el autor previamente.
No le daré mayor importancia a ese comienzo místico o mágico -como quieran decirle- de cómo llegué a leer este libro. Lo importante aquí es mi opinión, la cual estaré construyendo a medida que escriba cada palabra que leerán a continuación. Pues sí, obvio. La escritura es el lienzo de lo pensado; Exacto. Pero muchos de esos pensamientos y opiniones, se planifican de formas graduadas o de maneras naturales. De igual forma, mientras no leas la opinión que tengo sobre este libro de Mohamed Bouzitoune, significa que aún no tengo en mente qué decir. Así que, acompáñame en la creación natural de este lienzo.
Existe una frase sencilla que tengo en mente, como el único factor premeditado para construir mi opinión: “Este libro es realmente bueno”. Resulta que trata sobre una parte de la historia de Adolfo Hitler contada desde otra perspectiva, una muy interesante. Junto a personajes ocultos tras la historia o la ficción, que le dan un toque totalmente nuevo a la vida del Führer y de una población europea entre la Primera y Segunda Guerra mundial. Pude constatar que las escenas cronológicas de la historia, son una mezcla de realidad bellamente puesta dentro de la trama, la cual nos encausa de formas exactas por lo que sucedía. Junto a esto, podemos leer en El Hombre Que No Besaba A Las Mujeres escenas extremadamente románticas, recursos literarios de alta gama, un lenguaje entendible y enriquecedor y al mismo tiempo, caminamos por momentos enérgicos abriendo nuestra curiosidad por saber más, mucho más de cada evento, de cada personaje, de cada rincón del viaje.
Si me dirijo en este momento al Kindle, encontraré las escenas de pasión entre los protagonistas (o personajes principales) y opinaré con cuentas claras que las mismas, me trasmiten algo que va más allá de lo increíble. Son como escenas conocidas desde lo más profundo de nuestras emociones, pasándonos en altura de una forma que lograrían hacernos llorar. Llorar de gozo y maravilla.
Puedo también dirigirme a mi dispositivo de lectura y buscar dentro del libro los viajes de la guerra, el esclarecer de los temperamentos, la visualización de sus muecas y defectos, y lo sutil que te hace imaginar cada olor y formas de la vida misma. Este libro maneja muy bien la particularidad que tienen todos los libros de época. La juventud actual tiene claro el haberse perdido muchas generaciones: costumbres, modismos y leyes. De ese modo, cuando leemos o vemos un film de época, nos preguntamos por los olores, la textura de las telas, las formas de hablar y hasta de caminar; como si aquellos quienes protagonizaron cada tiempo, no fueran de este mundo. ¿A caso no es cierto que la imaginación se impone sobre lo desconocido?
El Hombre Que No Besaba A LasMujeres de Mohamed Bouzitoune es un excelente libro, entretenido y sorprendente. Lo recomiendo con toda la intención de que, en el caso de no gustarte los temas bélicos, esta vez sabrás apreciarlo como jamás lo has hecho. Y en el caso contrario, te maravillarás con su contenido.
Adquiérelo y lee. Disfruta y comenta. Unas estrellas en Amazon y algún comentario serán un regalo divino para el autor y para las ventas de este ejemplar. Y si hablamos de regalos, debemos enfatizar que sería pertinente mucho más ahora, ya que Bouzitoune se ha convertido en padre.


Felicidades Mohamed, por ese alumbramiento. 

3 comentarios:

  1. Brillante, se mire por donde mire. Aplausos de júbilo y alegría por esta excelente y generosa amiga.
    Estás en mi corazón desde ahora y para siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... Para mí fue un placer leer este libro. Recuerdo que lo comentaba con todo el que se me atravesaba. Incluso, me senté con personas conocedoras del tema para comentarlo, durante la lectura. ¡Me ha encantado! Saludos.

      Eliminar
  2. Hola. Yo también leí el libro fiándome de las buenas críticas que tenía en Amazon. Y me he sentido estafado. Primero porque ni el título ni la portada tienen sentido ni nada que ver con el contenido de la novela. Segundo porque está mal escrito, lleno de errores de gramática y redacción, con palabras mal usadas, frases sin acabar o eternas y un estilo pesado, casi plomizo que consigue que se te haga inacabable. La historia no se sostiene por ninguna parte, no es otra visión de la vida de Hitler, es una ficción barata que bien podría haber tratado de Mussolini, Nicolás Maduro o Jack el Destripador. Además las descripciones de paisajes y lugares son de risa: ha ido cogiendo datos aquí y allá de internet y los ha copypasteado de forma descarada.

    Cada uno tenemos nuestros gustos y puedo entender que a ti el libro sí te haya encantado. Pero no le hacéis ningún favor al autor ensalzándole de esa manera, porque va a acabar creyendo que es un escritor de gran prestigio que no necesita mejorar nada. Y necesita mejorar muchísimo. Aunque leyéndote quizá sí entienda por qué te gustó la novela: tu forma de escribir cae en muchos de los errores de él. Quizá, antes de publicar una reseña, deberías repasarla y te evitarías repeticiones innecesarias, pondrías los signos de puntuación de forma correcta, mejorarías la sintaxis y dejarías a un lado las frases grandilocuentes que no llevan a ninguna parte.

    Un saludo afectuoso
    Antonio de la Cruz

    ResponderEliminar

Mi lista de blogs